03 de Noviembre del 2016 Autor:Redaccion

Blindan con Botón de Calidad, la eficiencia de los servicios que SN ofrece a los ciudadanos

A partir de hoy,  los nicolaítas que acudan a solicitar un trámite o servicio al Pabellón Ciudadano, y consideren que  no fueron atendidos debidamente por algún funcionario público, podrá oprimir el Botón de Calidad,  dispositivo ubicado en las instalaciones de la presidencia municipal, y su queja será atendida en ese momento.

El alcalde Víctor Fuentes Solís puso en marcha el funcionamiento de este dispositivo en las instalaciones de la presidencia municipal, con la finalidad de evitar actos de corrupción y blindar al ciudadano que acude a realizar trámites, garantizándole así la calidad en la prestación del servicio.

“Es un sistema hasta ahorita único en el país, que blinda la calidad en el servicio que estamos pretendiendo ofrecer en el Pabellón Ciudadano, si bien ya hicimos un esfuerzo sin precedentes también en un sistema único a nivel nacional para integrar en una sola área todos los servicios que un municipio pueda brindar, adicionalmente queremos que el servicio de calidad esté garantizado”, dijo el edil.

Fuentes Solís explicó que también existe un equipo de audio y video que permite corroborar las quejas, de tal manera que al revisar las imágenes y comprobar que el ciudadano fue ofendido, el funcionario público que lo atendió será  sancionado o despedido de inmediato, según sea el caso.

“Cuando exista un mal servicio, un acto de prepotencia, un abuso en las facultades de un funcionario, una descortesía o peor, una pretensión de un acto de corrupción o soborno, el ciudadano puede llegar al tablero, presiona el botón, inmediatamente se prende el semáforo de alarma, se escucha una alarma sonora, llega alguien de la Contraloría Municipal, se revisa la conversación en video y de ahí se confirman y se deslindan responsabilidades”, afirmó.

El edil destacó que desde el inicio del funcionamiento del Pabellón Ciudadano solo se han registrado tres quejas por la calidad en el servicio, referente a falta de requisitos por parte del ciudadano.

Personal de la Contraloría Municipal estará al pendiente del dispositivo para atender al ciudadano que se sienta mal atendido, el cual platicará con el ciudadano para percatarse si se trata de una falta disciplinaria o administrativa por parte del funcionario público.

Las faltas disciplinarias  se refieren a una mala atención al ciudadano o proporcionarles una información errónea, en ese momento se levanta un reporte que amerita sanción

En el caso que sea una falta administrativa como corrupción o prepotencia, se inicia un procedimiento de responsabilidad administrativa, que genera desde un apercibimiento hasta una inhabilitación del funcionario público.

En cualquiera de los dos casos se le informa al ciudadano sobre la culminación o proceso de su queja.

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email